Archivo para 30 abril 2009

Recargados de Risa

Es casi imposible no volver a añorar el buen gusto, alegría contagiante y espontaneidad de los cómicos del ayer, cuando observamos el presente y triste panorama de la sátira televisiva de nuestro país. 

Uno de los programas humorísticos que ofrece nuestra alicaída televisión local es “Recargados de risa”, que, justamente, hace alegoría a lo expuesto en primeras líneas.

Son tantas las observaciones a este espacio, que proponer un punto de partida para este informe sería muy ortodoxo. Sin embargo, comencemos con una de las secuencias más rimbombantes y graciosas del programa llamado “El Bar de Brahma”, cuyo contenido no va más allá de los chistes en doble sentido, la exposición de Liliana Mass y otras modelos (si podría llamarse así) que desfilan en trajes sugerentes y, en algunos casos, se disfrazan de niñas, distorsionando el sentido de inocencia que emana esta etapa de la vida.

A este bloque, se unen otros llamados ““Los Bagardigans” y “Los Firmes y Los Bambas”. En el primero tratan de hacer una parodia del dibujo animado para niños “Los Backyardigans”, donde se continúa el mismo criterio de contar chistes en doble sentido, con el extra de que se hace una apología a la infidelidad, a través de comentarios de los protagonistas del sketch que desvalorizan el concepto de familia y del matrimonio.

En cambio, en “Los Firmes y Los Bambas”, la temática gira, generalmente, alrededor de la comparación de personajes relacionados al mundo musical con los imitadores de estos. Los chistes de contenido implícito sexual siguen su ritmo natural y, el afán por encontrar similitudes entre los solistas, miembros del grupo y/u orquestas invitadas con los imitadores disfrazados, genera momentos de muy mal gusto, donde, a veces, no se mide el respeto por los invitados. A esta secuencia, tuvieron la oportunidad de asistir Rossy War, su elenco de bailarinas y su esposo, Tito Mauri. La observación que podemos acotar en esta invitación particular fue que una de las bailarinas de Rossy War, afirmó ser menor de edad, situación que se tomó con total normalidad.

Pero no todo acaba aquí. “Recargados de risa” también incluye en su parrilla humorística un bloque llamado “Lazy DownTown”, en contraposición con la serie infantil “Lazy Town”, donde podemos apreciar gestos sensuales y frases alusivas a la homosexualidad de Sportazaus, personaje alienado del original.

“La escuelita” y “Mañana es domingo” (parodia de la telenovela mexicana, “Mañana es para siempre”), presentan, además de los ya nombrados chistes colorados, actos discriminatorios y violencia sin fundamento, tales como golpes, gritos, maltratos afines al escenario ofrecido, etc.

Podríamos comentar, como síntesis, de que nos sorprende la gran cantidad de avisos publicitarios dirigidos a niños y donde participan niños, táctica publicitaria que parece un subliminal enganche para que los más pequeños consuman el espacio humorístico. El programa no pone todos los sábados las advertencias señaladas por la ley: APT, para mayores de 14 o para adultos y, finalmente, que las parodias del programa, aparte de usar los constantes chistes en doble sentido, se basan en dibujos animados infantiles.

Nos llama la atención que la Asociación Nacional de Anunciantes (ANDA) con respecto a la calificación otorgada el mes de marzo le haya dado Luz verde a dicho espacio televisivo.

Esperamos que se tomen cartas en el asunto.

Anuncios

Graffiti

Sin duda, ‘Graffiti’ es una de esas telenovelas que dejó entrar al mercado actoral a nuevos talentos jóvenes, sin embargo se le reclama sus historias desbordadas para el horario en el que emitió.

Graffiti mostró peleas entre pandillas, matrimonios precoces, el polémico tema de parejas gay adoptivas, religiosas con parejas sentimentales, conspiraciones de un asesinato, intentos de relaciones incestuosas, matrimonios por conveniencia y un sin fin de situaciones propias justamente de “telenovela”.

Esta producción que se mostró de 7 pm. a 8 pm. fue una adaptación de “Tribus de la Calle”, novela que hablaba de las barras bravas. En este caso, Graffiti es un reclamo ante la indiferencia hacia las pandillas.

Si bien su argumento puede ser mostrar “la realidad peruana”, los 120 capítulos se presentaron en horario familiar, y dirigidos a un grupo juvenil, fácilmente influenciable por el consumo y las modas. Por ello, Valores Humanos, felicita a Frecuencia Latina por sus esfuerzos a favor de las producciones peruanas, pero al mismo tiempo considera que este canal debe parar y hacer un análisis de sus producciones y guiones y adaptarlos al horario en el que se emiten, o simplemente lanzarlos en horario “Sólo para adultos”.


Bienvenido

¡Hola! Somos Valores Humanos una asociación sin fines de lucro cuya labor es rescatar y resaltar los valores y principios que hacen al hombre un ser excepcional.

¡Tú puedes hacer el cambio!

Informativos Anteriores